5.12.08

Mi padre




Un hombre de alta e increíble inteligencia, con varios títulos universitarios y alto conocimientos de religión y filosofía, ese era mi padre. No entiendo como entonces después de una educación tan alta y variada, su empeño de entrar en el mundo de los ciegos de conciencia. A lo mejor una esplicacion para ello, es el rechazo que experimento en épocas tempranas de su vida proveniente de su padre biológico. Su padre, rico y poderoso, tenia en su avalar de valores, las desvergüenzas arrastradas por generaciones y generaciones de hijos de papa, los cuales no tuvieron que luchar por nada y podían tomarlo todo. Todo para ellos significaba, tierras, negocios, o algo tan simple como la ingenuidad de una de las sirvientas de la casa, que con la inexperiencia sutil de una joven de 18 anos, se entrega con pasión y es facilmente engañada da todo su ser. Si, esa fue mi abuela, y el des-generado, mi abuelo, del cual no porto su apellido por la negación de reconocer a mi padre.

Se que es difícil no saber tu propio apellido, y es duro vivir con odio hacia aquellos que te hacen daño -especialmente si estos son poderosos y ricos-, yo mismo lo he experimentado algunas veces. Aunque, de que es duro no lo podemos discutir, esto no le da a mi padre escusa para haber seguido durante toda su vida a un régimen acecino y despiadado. Algunos lo justificaron diciendo, que como el no recibió nada antes, y paso mucho trabajo, tanto hasta aveces desfallecer de hambre, y esta Revolución le ofreció todos sus estudios y lo formo como hombre productivo y necesario, pues de ahí su lealtad al sistema. No creo que con todas esas oportunidades, si mi padre no hubiera sido lo inteligente, hubiera llegado muy lejos. Creo fervientemente que si de inteligencia nos dota Dios, llegaremos a donde queramos, aunque nos encontremos con la mayor de las dificultades.

Hoy aun no entiendo su des-entendimiento para con nuevas ideas y discrepancias en contra de lo ya establecido. La doctrina comunista puede parecer inteligente y hasta romántica cuando se estudia, pero la realidad del país, su historia y la vida diaria de cada ciudadano, se interpone en cada doctrina y la destruye sin piedad. Desde muy pequeño tuve conflictos de opinión con el, y sin poder resolverlos me aleje de mi patria para así buscar libertad y una forma mas clara de lucha. Cuando hace menos de un ano me di cuenta mediante las fotos, arriba expuestas, de que estaba mal de salud, decidí volver a verlo. Que ironía de la vida. Nunca pensé que la razón por la cual volvería a ese país seria para ver por ultima vez a mi padre, y tener una relación verdadera con el, aunque por solo unos días. Esto me hizo crecer, volverme hombre, algo que había quedado incompleto por muchos anos. Descubrí que en mi padre no había rencor ni había apatía. Que se dio cuenta de cuan engañado estaba. Aunque todavía defienda algunos aspectos de esa ideología arcaica -cosa entendible pues a todos nos es muy difícil aceptar que nos hemos equivocado, sobretodo si es por cincuenta anos- se daba cuenta de que había vivido un engaño o utopía, y que a su edad con una enfermedad terminal y habiendo sido de mucha importancia en el gobierno, ya no tenia el poder que le permitia disfrutar de algunas concesiones, como el poder resolver lo que le hacia falta a través de amigos. Ya no tenia amigos, pues el no era de ninguna importancia para aquel entonces, y no les podía resolver nada a ellos. Así lo trato también su gobierno, pues en estos regímenes hombre inservible, se vuelve desechable. Un gobierno donde el retiro no es una buena opción.

Esta es parte de la vida de un comunista, comunista real, no como esos aprovechados que tienen mansiones, carros y mucho dinero. Este no tenia nada de eso, ni lo ambiciaba. Un comunista que ame a pesar de no serlo. Un hombre querido por muchos pero desauciado por muchos mas. Espero no haber sido un mal hijo, pero si lo fui, en parte fue producto de ese adoctrinamiento en que crecimos.

Después de mi viaje a Cuba, mi padre fallese, dejando un pequenisimo apartamento, un refrigerador roto, dos toallas, cuatro sabanas y poco de dinero, a su ultima pareja. De su patrimonio a la familia nada mas nos queda a sus hijos, una estatua familiar en Pinar del Rio y su ejemplo de hombre bueno y sin maldad, dispuesto a ayudar a todos sin recibir nada a cambio. Se fue de este mundo como vino, pobre e inteligente, aunque teniendo una buena vida llena de muchas experiencias. Su único defecto fue haber nacido en Cuba en momentos en los que no habia otra opcion, la Revolucion o la Muerte y el haber tenido que escoger un camino errado a la fuerza.

10 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

Gracias, Carlos, por pasar por el blog que edito para mi padre.

Muy sentido lo que escribes sobre el tuyo. Lamentablemente el país donde nacimos tiene una muy buena nota en eso de separar familias. Historias parecidas a las tuyas no son minoría...

Te incluyo en el blogroll de ese blog (A empujar el almendrón) y en el mío personal, pues allí llegan también otros lectores.

Un abrazo desde Berlín,
AB

Aguaya Berlín dijo...

...ya estás en los dos y en el personal ("Desarraigos Provocados") escribiré unas líneas en el próximo post.

Mucha suerte con tu blog!

Al Godar dijo...

Incluyo tu blog en mi lista de : Blogs Sobre Cuba
Saludos,
Al Godar

Yoana dijo...

Hola Carlos. Llego a ti desde el blog de Aguaya y me conmueve extraordinariamente la historia de tu padre, que se parece a la de tantas buenas personas que han sido utilizados para el mal, por ese ser maligno que nos cayó en (mala) suerte. Se bienvenido a esta blogosfera nuestra que intenta apoyar a los que bloguean a oscuras allá en la isla cautiva. Te agrego también en mi blog roll. Un abrazo,

Rosa

Fantomas dijo...

La juventud dice presente

Güicho dijo...

Se equivocó tu viejo, le apostó a un caballo podrido. Pero igual le debes la vida.

No se trata de ignorar sus errores, sino de reconocer lo que personalmente le debes. Eso no lo dije yo, sino Rolf Mengele. Y es cierto. Tanto más para culpables menores como nuetros viejos. Después de todo tan inteligentes no eran. Más inteligentes somos nosotros, y en parte se lo debemos.

Saludos

Aguaya Berlín dijo...

Lindo lo que escribiste, Güicho...

GaviotaZalas dijo...

Muchos tenemos un padre como el tuyo en la isla y es dificil cambiarlos o incluso dialogar con ellos porque viven aferrados a la ideologia como di de ella dependiesen sus vidas, y este es el mayor crimen de la dictadura, robarnos la LIBERTAD

Bienvenido a la blogosfera cubana y al Evento ya te agregué tus post..saludos a todos desde Italia

simplex justicia dijo...

Bueno el mio murio hace poco, pero entiendo lo que dices. Muchas gracias por esto y espero llegue al libro que quieren hacer para que historias como estas hagan entender a aqueyos que dicen que el comunismo es bueno, de que solo es ficcion. La verdad es que nos separa y nos destruye.

Carlos M Paez.

simplex justicia dijo...

No soy escritor ni me la doy de buena ortografia. Esta como su nombre lo indica es una vitacora en la cual se plasman tus pensamientos de forma continua de una forma tambien publica y global. Espero sigas viniendo y plasmando tus ideas sobre mis pensamientos y experiencias, lo que no voy a permitirte es que vengas como acostumbran los comunistas, a criticar intimamente a las personas de este blog. Cuando ustedes hacen esto es por que no tienen base para discutir lo que aqui se plantea y entonces la estrategia es criticar el primer error que vez y juzgar mi experiencia con mi padre sin aun habernos conocido. Esta es la forma en que piensas cambiar al mundo y volverlo mejor? Tu eres el que deberias leer un poco mas. Busca el libro el evangelio de un comunista (publicado por los rojos)para que asi veas realmente la ideologia comunista. No es lo que te dijeron te lo aseguro.

Carlos M Paez